domingo, 20 de julio de 2008

En el metro...

Ayer, día que me tocaba actualiza rno pude hacrlo por varias razones, la principal fue que no tuve tiempo en todo el día de acercarme al ordenador y, que cuando conseguí hacerlo, Internet no me funcionaba. Así que actualizo hoy por ayer y mañana ya vuelvo al ritmo habitual de actualizaciones.
Sé que no me habíais echado de menos, pero por si acaso era mi deber avisar...

A las 6 de la mañana volvía yo de fetsa de Madrid en el metro con dos amigos. Entre el pedo, la resaca y las ganas de morirme no prestaba mucha atención al resto de borrachos que iban en el metro hasta que un par de muchachos se han puesto a insultar y a amenazar a un hombre sudamericano utiizando insultos xenófobos y llegando incluso a empujar y agarrar del cuello.
Lo peor de todo, es que los jóvenes lo estaban haciendo al parecer porque el hombre les había contestado a uno de los insultos, como si él no tuviese derecho a defenderse y tuviera que bajar la cabeza. El hombr llevaba una mochila e iba a trabajar y los dos chicos se defendían de las miradas de los demas diciendo algo como: "Venimos de fiesta, ¿Qué esperáis?"
Yo también volvía de fiesta y no me iba pegando con nadie, yo también soy español y no insulto a la gente, yo soy más jóven que ellos y por lo que veo mucho más maduro.
Me he avergonzado de ser español, me he avergonzado de ser jóven y de salir de fiesta. Pero luego me he dicho que eso no es justo. Que la vergüenza la deberían sentir ellos, que ni son jóvenes, ni españoles, ni saben salir de fiesta... y si he de salirme de alguno de esos adjetivos para que no me mezclen con ellos lo haré, pero que quede constancia que los que no tienen cabida son ellos.

Odio la gente del metro...

1 comentario:

PABLO A. dijo...

Pues si que venían de fiesta, sí, no quiero pensar que hacen cuando les dan una mala noticia, o se les muere el perro, o les pica la espalda. A esos les regalaba yo unos cuadernos Santillana para mantenerlos ocupados este verano, y seguro que algo aprendían.