miércoles, 30 de abril de 2008

El Derecho al Olvido.

Ayer martes en clase de derecho estuvimos viendo este apartado de la legislación española. Y es que si, en nuestro ordenamiento hay un aparatado dedicado al derecho al olvido. Lo cierto es que no se trata del derecho individual que tiene cada persona para olvidarse de aquello que le de la gana, sino al derecho que tiene la gente que ha cometido un delito o ha estado implicado en uno, a que los comunicadores sociales no lo estén recordando constantemente y les permitan rehacer su vida.

Pero que queréis, a mi me ha hecho gracia el derecho. Me ha gustado su nombre y como ha dicho mi profesor, “parece el título de una novela”.
Y aunque no venga en la Constitución, ni esté desarrollado por ley, lo cierto es que todos gozamos del derecho al olvido, el problema está en que no somos conscientes de que lo ejercemos y de que muchas veces, aquel que lo ejerce es el que menos lo necesita.
¿Quién no ha querido alguna vez poder olvidar libremente aquello que eligieras?
Eliminar de la cabeza aquel recuerdo, aquella persona, aquel momento, aquella palabra, aquel lugar... Sería maravilloso... ¿O no?
Pues sinceramente (miento), depende. Depende de muchas cosas. Si bien es cierto que sin esos recuerdos a veces seríamos más libres, también es cierto que todo lo que somos ahora es gracias en gran medida a lo que hicimos, vimos, sentimos, escuchamos, tocamos, vivimos y pensamos en determinado momento de nuestra vida.
Así que desprenderse de ellos sería como desprenderse de un trozo de uno mismo. Y yo ya no sé si estaría tan dispuesto a hacerlo.

Por lo tanto, creo que el derecho al olvido es un derecho necesario, pero involuntario, creo que debe llegar cuando llega. Es como el derecho a la vida, solo se ejerce de manera inconsciente, conscientemente nadie elige vivir, aunque si puedes elegir morir. Lo mismo que con los recuerdos. Nadie elige olvidar, pero si que hay gente que se empeña muchas veces en recordar, o lo que es más grave, en hacernos recordar a los demás, evitando o quitándonos, nuestro derecho a olvidar.

De momento nada más que decir desde aquí, ahora podéis hacer lo que queráis con este post, o recordarlo... u olvidarlo.

2 comentarios:

Txïo [ 悲しい 瞳 の 女 ] dijo...

Era justo esto lo que necesitaba leer hoy...

:S:S:S:S

(Ganas de pegarse un tiro aumentando) T_T

xicagolosa dijo...

yo soy de las que piensan que si se olvida algo es porque no resultaba de gran importancia para nuestra mente...o que nuestra mente no le quiso dar esa importancia que a lo mejor otras persona si se la dan...un lio...pero yo me entiendo jajaja
Además...es una excusa perfecta no? Se me olvidó...