domingo, 15 de junio de 2008

Hoy no estoy

A veces, una serie de acontecimientos continuados y encadenados producen un efecto totalmente inesperado.
Eso me ha pasado a mi.
Nada hacía sospechar que el domingo por la mañana me iba a sentir así...
En realidad tampoco sé muy bien como me siento, pero me siento raro, tengo como un nudo en el estómago, la conciencia intranquila y los nervios a flor de piel. También estoy triste y desganado.
Con lo bien que he estado estos tres días de atrás...

Primer acontecimiento:
-No fue la noche que esperaba. Ni empezó ni terminó como esperaba. Me sentí descolocado toda la noche, no sabía muy bien que hacía allí.
Segundo acontecimiento:
-Me volví a casa, ya comenzando con esa sensación y todas las canciones hablaban de "ti". Me acosté sintiéndome muy mal. Imbécil diría yo.
Tercer acontecimiento:
-Me he despertado y la resaca no me ha impedido acordarme de todo, es más, es lo primero que he pensado, antes incluso de abrir los ojos.
Cuarto acontecimiento:
-Es domingo, se acabó la fiesta.
Quinto acontecimiento:
-Está nublado y lo primero que he oído al levantarme ha sido a mi madre diciendole a mi hermano que metiera la ropa, que estaba lloviendo.

Quiero morirme...

Creo que esos acontecimientos son solo agravantes de la situación. Creo que lo peor eran las ilusiones que me había hecho sin saberlo... Bueno no, miento, lo peor es que no sabía que me había hecho ilusiones... y no lo vi hasta que no estaban rotas y destrozadas.
Yo que pensaba que era fuerte, inteligente y que controlaba mis emociones...

Toma dosis de humildad señor mentiroso...

4 comentarios:

xicagolosa dijo...

tambien eres humano...

Carmen González - Llanos dijo...

recuerda que lo que hace que ser niños NO sea un chollo es que tú eres libre y capaz de levantarte y decir AQUI ESTOY YO, LEÑE :)

carLi dijo...

Alejandro bonito! qué te pasa?
Me tienes que contar, eh?
No digo más:)
ánimo, que por lo menos quedan poquitos exámenes :D

Frimost dijo...

Humano? Alej?!?!?!
Venga, que le vas a ofender.
Y como sigas así, empiezo a chasquear los dedos y no dejo títere con cabeza