miércoles, 7 de enero de 2009

La ilusión del día de reyes...

Ayer fué día de reyes. Además de los regalos y todo eso, a mi me ha dado por pararme a pensar en la ilusión de los niños. En la fe que tienen en que lo que piensan es verdad, aunque si se paran a pensar un poco y a reflexionar sobre todo lo que courre a su alrededor en Navidad verían que las cosas no son así. A veces me gustaría ser así. Pasar por la via creyendo que aún pueden pasar cosas buenas, creyendo que los que no creen en la magia son imbéciles sin cabeza... Me gustará ser un niño. No criticar todo lo que veo, ser simplemente feliz, no tratar de buscar las razones lógicas de nada...
A veces me gustaría volver a creer en algo... o en alguien...

6 comentarios:

Sole dijo...

y por que no volvemos de vez en cuando al Pais de Nunca Jamas...seguro nos sera reconfortante:)

Laura dijo...

Hace unos dias hablabamos de la inocencia, te acordas?

En muchos sentidos he encontrado que es triste crecer... se pierden cosas simples y maravillosas...

Un abrazo,

Un pedacito de mí dijo...

Alejandro, seguro que sí crees en algo y en alguien!

Piensa en lo bueno de haber crecido (intenta encontrar algo positivo)

ja! ánimo muchachuelo!

Nacho G.Hontoria dijo...

Pues ya sabes que la esperanza es lo último que se pierde. Yo también pienso cómo los niños de 8 ó 9 años pueden seguir creyendo en los Reyes Magos si cada día hay más señales que evidencian, claramente, que son los padres, hermanos, tíos... los que compran los regalos. Yo creo que muchos de ellos se hacen el sueco para no tener que comprar nada, al menos es lo que yo haría si volviera a ser un niño.
Un saludo
Nacho

Felipe dijo...

La sana ilusión de los niños, se convierte en sinrazón consumista cuando se convierten en padres...
pero ¡que alegría te daba levantarte a media noche y "espiar" a ver si cazabas a los RM dejando tus regalos!

J. Jiménez Gálvez dijo...

NO saben lo que se pierden en el resto de Europa por no tener Reyes. El 6 de enero fue una mierda, aqui en el norte de este continente.