sábado, 12 de enero de 2008

De mayor quiero ser Mafalda.


Mafalda:
La primera amiga que quiero presentaros es esta pequeña niña argentina.
Se trata de uno de los personajes de comic más interesantes y reales que he leído nunca. Fue dibujada por Quino (dibujante argentino con ascendencia española) para un periódico.
He de reconocer que cuando me la presentaron por primera vez, allá cuando yo tenía doce años, no le encontré mucho sentido a lo que decía esa niña y no me hacía mucha gracia. Hoy en día no podría concebir la vida sin su sarcasmo.
Y es que, como pasa con muchas cosas en la vida, uno no llega a apreciarlas hasta que se hace mayor (hablo como si tuviera 55 años). A lo que me refiero es que ahora entiendo que cuando yo me acerqué a Mafalda, no estaba preparado para hacerlo puesto que desconocía muchas cosas del mundo y de la vida.
Su peculiar punto de vista, su habilidad para meter el dedo en la llaga y su gran pandilla de amigos (y hermanito) hacen de Mafalda un personaje que, aun habiendo siendo dejado de dibujar hace muchos años, no ha perdido su frescura ni su actualidad.
Probablemente sea una de las cosas que más fastidiasen a Mafalda, que después de 50 años de vida, pudiese seguir haciendo las mismas críticas al mundo.
Seguro que durante la vida de este blog recojo muchas de sus reflexiones o presento algunos de sus amigos. Este comic es muy recomendable para toda aquella gente que ame la paz y que haya disfrutado con el principito. Un humor fresco, cargado de ironía y con mucha crítica social.
Para concluir (antes de sacar el látigo para obligaros a todos a que vayáis a leer Mafalda) me gustaría incluir una cita de Julio Cortazar sobre Mafalda que encontré en el libro Todo Mafalda dónde se recoge todo lo dibujado sobre esta inocente niña con tantas ganas de cambiar el mundo.
Yo de mayor quiero ser Mafalda.

“No tiene importancia lo que yo piense de Mafalda,
lo importante es lo que Mafalda piensa de mi.”
Julio Cortazar.

2 comentarios:

Isabel dijo...

...lo dicho...

...viva Mortadelo y Filemón...

Laura dijo...

Coincido plenamente contigo... Mafalda y el Principito entre el sarcasmo y la ingenuidad. Nada mejor ni mas saludable que mirar el mundo con ojos de nino.

Un abrazo.