jueves, 18 de diciembre de 2008

El turrón de chocolate blanco

A veces para ser feliz no hace falta mucho. A veces solo hace falta un trozo de turrón de chocolate blanco, una manta y muchas ganas de no darte por vencido...
pero solo a veces...

7 comentarios:

Cemanaca dijo...

Perfecto!!!
sólo cambiaría el color del chocolate!

Saludos conversos.

Mj dijo...

turron de chocolate blanco?? eso hay q probarlo!!

un beso!!

J. Jiménez Gálvez dijo...

Lo bueno del turron es que sólo se puede comer en Navidad

Frimost dijo...

Déjate de chocolate y tonterías y vente unos días para aquí.

txïo [patito-feo.es] dijo...

Pues a mí me gusta más el de chocolate de toda la vida. El crujiente, delicioso, maravilloso y orgásmico turrón de chocolate marca Hacendado. Me pierde.

Qué poco hace falta para ser feliz. Sí. En mi caso, añadiría una película :)

Felipe dijo...

Si además lo acompañas de una buena copa de cava y dejas deslizar suavemente las burbujas por la lengua ¡mejor!

Laura dijo...

de vez en cuando es mejor que nunca... y si no, a comprar todos los turrones del mercado.