domingo, 28 de diciembre de 2008

El día de los inocentes.

Hoy, 28 de diciembre es el día de los inocentes.
Y eso me ha hecho pensar. Pensar en que significa exactamente la inocencia hoy en día. En quien es inocente y quien no lo es.
Y no sé si me ha gustado la conclusión a la que he llegado. Me gusta la gente inocente, pero no creo que haya nadie inocente del todo. La inocencia es a la maldad lo que la objetividad al periodismo, es decir, una mentira.
Nadie es del todo inocente, ni del todo culpable. La vida está llena de tonalidades grises y casi nada es blanco o negro.
Y pienso que ahí está el error de mucha gente. Ahí está la causa d que nos obcequmos tratando de buscar algo que sabemos de antemano que es imposible que alcancemos. Por eso hoy no debería ser el día de los inocentes, debería ser el día de la inocencia, como algo que hay que buscar, a lo que hay que tender, pero a lo que no se va a llegar.

5 comentarios:

Mj dijo...

Gracias illo!! ^^
Espero q tu 2009 sea muy muy feliz y lleno de cosas buenas!!

Me ha gustado tu entrada de hoy, tienes mucha razón!!
La inocencia hoy en dia brilla por su ausencia...

Un besote!!

Felipe dijo...

La inocencia se pierde en el momento que naces y la adquieres nuevamente cuando mueres

Laura dijo...

Ojala pudiera festejar hoy el día de la inocencia.. pero la he perdido, me la han robado y desde entonces suele ser un día gris...

Abrazos...

La actualidad de la vivienda dijo...

Alejandro, Alejandro, si fuéramos inocentes, ¿dónde estaría la chispa de la vida?

Es bueno que haya de todo, en la variedad está el gusto:p

Muak!

txïo [patito-feo.es] dijo...

Hallo contradicciones múltiples en esta entrada... "La inocencia es a la maldad lo que la objetividad al periodismo, es decir, una mentira". ¿Así que no hay periodismo objetivo? Discrepo. Algunos periodistas habrá que sean honestos y profesionales... ¿no? Además, no creo que inocencia pueda equipararse, como antónimo, a maldad. Porque entonces alguien inocente sería, por defecto, bueno.
"La vida está llena de tonalidades grises y casi nada es blanco o negro." El relativismo es un buen argumento-comodín. Si todo vale y todo es válido... en realidad, nada vale nada.
Por último, celebrar el día de la inocencia... ¿no sería lo mismo que celebrar el día de los inocentes, con un pequeño juego de palabras? Lo mires como lo mires, el resultado (es decir, el objetivo) es el mismo...

Nada más, ya me quito las gafas de corregir posts ajenos...
:)
Besos!