sábado, 22 de noviembre de 2008

Por todos los días perdidos y las tardes sin sentido.

Un sábado más, una tarde perdida, una noche por delante, un domingo agotador y otra semana más. ¿Así hasta cuándo?

1 comentario:

Laura SG dijo...

Quizas sea solo una cuestion de actitud...