martes, 4 de noviembre de 2008

¿El efecto mariposa?

A veces miró atrás y pienso que no debería haber hecho esta o aquella cosa. Incluso hoy en día me atormentan algunas situaciones en las que quizás no supe salir airoso. Pero siempre (y cuando digo siempre me refiero a SIEMPRE, así, con mayúsculas y si quereis, subrayado y en negrita), cuando ha pasado el suficiente lapso de tiempo, uno al mirar atrás ya no se arrepiente, ni se siente ridículo. Es más, comprende, que todas las acciones tienes sus consecuencias y que muchas de las cosas malas del pasado son las culpables indirectas o directas de lo bueno que tenemos en el presente.


Creo que esto, bien explicado, es algo así como el efecto mariposa, pero yo me centro especialmente en las acciones que repercuten en nuestra propia vida. Nadie sabe qué e deparará el futuro, pero sí que puedo decirte que cada palabra que pronuncias (o que no pronuncias) es un camino nuevo en los millones de ellos que te puedes encontrar a cada segundo. Y que si no hubeiras hecho todo lo que has hecho, si no hubieras dicho todo lo que has dicho y si no hubeiras dejado de hacer todo lo que no has hecho ni callado todo lo que no has dicho, no te encontrarías ahora sentado frente al ordenador leyendo estas líneas.


Eso da que pensar. Porque cada acción cuenta. Hay (o habría) otra relidad paralela que se desdobla en cantones diferentes cada vez que se nos presenta la oportunidad de elegir. Y quien sabe donde estaríamos ahora si hubieramos cruzado corriendo esa calle, si no hubieramos perdido ese metro, si nos hubieramos atrevido a decir "te quiero"...


¿Y entonces esta realidad que vive cada uno es la correcta? Bueno, me gustaría pensar que si no es la correcta, al menos es la mejor para que aprendamos algo de la vida. Deberíamos ser capaces de ver todo esto cuando nos pasan las cosas, cuando se nos plantea la situación de elegir. Todo pasa por algo, o al menos eso dicen, y si elegimos correctamente en cada momento, la vida nos llevará sola hasta ese lugar que hemos estado esperando durante tanto tiempo... pero hay que ser valientes. Muchas veces, elegir significa dejar algo atrás, o lanzárse a lo nuevo, pero si no elegimos nosotros, la vida lo hace ella sola... y luego no hay marcha atrás.

4 comentarios:

Frimost dijo...

Vaya paranoia, que te has montado tu solito.

Esta claro que muchas o prácticamente todas las acciones del pasado, forman parte de lo que somos ahora. Pero tanto como decir que la vida nos llevara por donde quiera... no, me niego. La vida es lo que uno se crea, a veces sale bien otras no, pero siempre se puede hacer algo.

Si dejas que sea la vida quien elija, dejaras de vivir, para tan solo sobrevivir.

Txïo [ 悲しい 瞳 の 女 ] dijo...

Muy bueno, Alejandro.
:)
Sigue escribiendo, me gusta!

Laura dijo...

Que es correcto o incorrecto en la vida?
De pequeña deseaba ser grande para que mis viejos dejaran de elegir por mi... ahora, a pesar de los malos tragos, el miedo y la soledad, me alegro de ser mayor y de modelar MI vida a mi antojo.

Loco dijo...

Excelente reflexión, supongo que tienes razón, cada acto, palabra y acción decidira de una u otra forma el futuro de nuestra existencia...